Meteoritos metálicos

Los meteoritos son fragmentos de asteroides, que alcanzan la superficie de un planeta sin desintegrarse totalmente. Siendo estos asteroides el sobrante de la formación del Sistema Solar que inició hace cuatro mil seiscientos millones de años cuando una gran nube de gas y polvo se derrumbó. La mayor parte del material cayó al centro de la nube y formó el Sol. Algunos polvos condensados en la nube se convirtieron en planetas; los objetos que están en el cinturón de asteroides nunca tuvieron la oportunidad de ser incorporados a éstos.

 

Tan solo el 5,8% de los meteoritos caídos en la tierra son metálicos, compuestos fundamentalmente por hierro y níquel. Hoy en día vemos al hierro como un material vulgar, de uso práctico. Sin embargo, en diversas culturas y, en especial para los antiguos egipcios, se trataba de un raro y bello material, al cual, por haber caído del cielo, era fácil atribuirle connotaciones sagradas. En 201 Un equipo internacional de investigadores ha confirmado el origen extraterrestre del hierro utilizado para fabricar collares de cuentas hace 5.000 años. Se trata de nueve cilindros elaborados a partir del hierro procedentes de meteoritos, dispuestos en collares de cuentas, alternándolos con oro y piedras preciosas como cornalina, ágata o lapislázuli. Los abalorios fueron encontrados en 1911 en dos enterramientos cerca de Al-Gerzeh, al norte de Egipto, y se conservan en Londres, en el Museo Petrie de Arqueología Egipcia del University College London. Son las piezas de joyería de hierro más antiguas que se conocen en todo el mundo.

 

Rites of Passage utiliza meteoritos metálicos, que proceden generalmente de grandes asteroides. En concreto, hemos escogido meteorito Seymchan para realizar esta edición. Su nombre se debe al lugar de su caída, en junio de 1976, cerca de esta ciudad situada al este de Rusia.

 

El meteorito de su joya es en concreto Iron Seymchan, compuesto por alrededor del 99% de hierro y níquel. Es muy estable y presenta un singular y hermoso patrón llamado estructuras de Widmanstätten, resultado del inter crecimiento de bandas de taenita y camacita (dos aleaciones de hierro  y níquel) , producidas por un enfriamiento muy lento durante un lapso prolongado.

 

Obtenemos el patrón tratando cuidadosamente el meteorito en un proceso complejo para sacarlo a la luz y que se haga visible; sólo después se coloca sobre el oro y se añaden o no piedras preciosas.

 

El hierro puede llegar a producir óxido en la parte superficial de su joya de meteorito. Si esto ocurriese, elimínelo frotando simplemente con sus dedos o con un trapo blanco de algodón. La mejor forma de evitar su aparición es usarlo habitualmente y mantenerlo alejado de la humedad. Si entrase en contacto con agua corriente o salada, límpielo con agua destilada y séquelo de inmediato con un paño de algodón y a continuación con un secador de pelo durante 5 minutos. Será suficiente. En caso de cualquier eventualidad a este respecto contacte con nosotros.

 

Para evitar la posibilidad de cualquier tipo de alergia al níquel que contienen los meteoritos, Rites of Passage ha implementado un sistema de aislamiento consistente en una estructura de oro de 18 quilates y vidrio que separa el meteorito de la piel en el área de contacto con ésta.

 

Disfrute de su trozo particular del universo!